No lavar a mano


Yo tenía el fuerte compromiso de no ganar más peso. Un solo gramo más y los botones podrían explotar o la tela rasgarse. ¡Lo que engorda el Prozac!  Al fin y al cabo aquella camisa es lo único que me quedaba de ti. Ahora el compromiso no es contigo, tampoco conmigo mismo, es con tu camisa o la mía, según se mire.

Anuncios