El murciégalo y la metereología


Siempre he sido famosa. Desde que nací. Mi madre lo decía. Firmaba autógrafos a mi primo Eduardo y Luis y mis amigos desde que sabía escribir (o más bien garabatear). Mis padres nunca le dieron importancia. No me refiero al hecho de mis aires de grandeza o megalomanía, sino más bien a mi pequeño problema.

Con treinta años había logrado todo lo que me había propuesto: conducía un deportivo rojo, vivía en una casa de lujo que era mantenida por personal de servicio muy amable y mi marido apenas me tocaba. Pero aquella maldita cadena de televisión provocó que durante horas y días no se dejara de hablar del maldito “calendabro”. Aquel descuido supuso que mi inseguridad saliera a flote, trayendo conmigo el recuerdo de mi vulgar y “probe” pasado.

Dormité la siesta y al despertar llamé a “Grabiel” para que me ayudara con la merienda. “Unas cocretas no estarían mal”- le dije rápidamente ante su estupefacción. Para entonces ya sabía que algo no marchaba bien. Necesitaba hacer algo para “sarval” aquella incómoda situación. Rápidamente llamé al médico de la familia. En apenas unos minutos llegó a casa. Me tomó el pulso. La tensión. Exploró mis anginas y e incluso me hizo tocar con ambas manos estiradas la punta de mi nariz. Tras varios minutos de agonía y cuando me creía fuera de “periglo” el doctor me dijo: “Bien, a la vista de lo acontecido le puedo confirmar que padece un claro caso de metástasis”. Yo casi muero del susto, de hecho por poco vomito sobre mi camisa de brillos “prelados”.

“¿Está usted seguro?”, le dije yo. Él asintió con la cabeza.

“De hecho ya le he pedido cita con el psicólogo que además es un excelente logopeda”.

“Pero doctor, ¡usted dijo metástasis! ¿Qué pinta un “logospeda”?”, le pregunté.

“Efectivamente querida, pensé que si le decía “metátesis” (1)  usted no iba a entender otra cosa”.

 

(1) metaplasmo que consiste en el cambio de lugar de los sonidos dentro de la palabra, atraídos o repelidos unos por otros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s