FUTURA


«¡V

ete a la mierda!», dijo para sí mismo mientras veía caer a su báscula desde el balcón. Durante la caída ésta le respondía con una voz robótica en la que, por increíble que resulte, se podía detectar su agonía ante el vértigo de la caída y posterior destrucción: «Su pe-so ac-tu-al es de cien-to-vein-te ki-los, pul-se u-no pa-ra ver his-tó-ri-co, dos para…».

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s