LA PILA, EL VASO DE AGUA Y LA MANGUERA QUE ESCUPÍA FLORES


C

ansado de no poder recordar sus maravillosos sueños y sabiendo que eran maravillosos por la dulce sensación al despertar y por los pequeños recuerdos a modo de fogonazos que posteriormente invadían su retina, adquirió por internet los tomos I y II de Ingeniería telepática aplicada a nodos linfáticos (nota al lector: no se moleste en buscarlo en google, es pura ficción). Tras un par de meses estudiando y trabajando sobre el asunto, decidió aventurarse en la creación de un maravilloso artefacto que a la postre solo funcionaria una vez, aquella vez (aunque eso él, claro está, no lo sabía).

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s