EL DISCURSO DE LA DUDA


«R

ecientemente el anuncio de este acontecimiento familiar, me llevo a la reflexión filosófica de que el hombre (o mujer) es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Sí amigos, somos así de torpes, aprendemos menos y más lento que un ratón de laberinto. Más tarde, la última parte de la oración, comenzó a resonar metafísicamente en mi cabeza: “con la misma piedra”, “con la misma piedra”. Pero ¿realmente es la misma?

 

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s