COCINA Y FALTA DE APETITO


P

ara ser sinceros, estaba yo muy a gusto en mi sofá, limándome la uña del dedo índice de la mano izquierda. Ya me había soplado las tres que la precedían, cerrando así también, de un soplido mi semana laboral, y dando comienzo a las primeras horas libres del viernes.

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s