CENTURIÓN


T

omó su bolígrafo. Parecía escribir algo. Arrancó la receta y la extendió sin decir ni media. Ni una palabra, nada. Ni tos, ni carraspeo. Ni un adiós. Ni un hasta luego. Ni un «que se mejore vuelva usted mañana». Nada.

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s