CAMBIANDO EL MUNDO


E

l venerable anciano contestó: «la respuesta está en tus manos», y “el otro” se largó. Después llegó mi turno en la fila y, aunque “el otro” había tratado de engañarle, le encontré de buen humor.

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s