BUENOS DÍAS


Viernes 7 de octubre, ocho de la mañana:

De vez en cuando, todos nos obsesionamos con el olor de nuestra ropa.

Él miró la que había dejado preparada el día anterior, se la acercó a su nariz y comprobó que olía a suavizante. Esa mañana tenía el olfato especialmente sensible. El espejo del baño reflejaba su pecho, pero no pudo ver nada diferente respecto a otros días. En veinte minutos se habría vestido y arreglado el pelo con espuma.

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s