MANICOMIO


C

on el tiempo aprendí a vivir sin su presencia, sin su compañía. Aprendí a tomar decisiones sin que ella me diera su visto bueno, su consejo, su otro punto de vista. Quizá es aquello que llaman el no saber vivir sin otra persona, quizá es que ella había permanecido en mí, más de lo que yo me sentía en ella. Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s