El secreto


P

oca gente acudió ese día al funeral de mi madre. Es lo que tiene una vida social nula y una hija única sin descendencia. De lo segundo, yo soy la única responsable. De lo primero, lo atribuyo al exilio en una ciudad que siempre nos trató de incógnito. Aquel día sólo lloré una vez

Ya disponible en Amazon bubok

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s