MI EXTRAÑA FAMILIA


Me bebí un mar de dudas, para vomitar un océano de
perfecta confusión. Vasto universo de diminutas
partículas, improbables, perdidas en la inmensidad
de todo lo que da de sí un metro cuadrado, que
nunca será explorado, ni abarcado porque no tendremos ganas
de hacerlo. Desde que aquella vez me aferré tan fuerte a tu
mano, y tú hiciste lo mismo con la mía, y así sucesivamente hasta
la extenuación, hasta no sentirlas en su no fluir de sangre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s